martes, 21 de abril de 2009

Sencillas Promesas - José Antonio Aranda Ramírez


Cuando José María Arguedas afirmó: «Escribimos por amor, por goce y por necesidad, no por oficio», parece que esta frase la hubiese puesto a disposición de José Antonio Aranda Ramírez, quien toma en su juventud el reto de escribir, de conjugar su derrotero de vida con la afloración de su vena poética.
Este segundo poemario nos confirma su sensibilidad creadora; los versos de Sencillas promesas dan cuenta de un trabajo que emprendió vuelo hace mucho y que ahora es incontenible.
Dejemos que el lector sea partícipe de este poemario dedicado íntegramente al amor en todas sus formas, esperando apreciar con otra perspectiva este sentimiento tan vital en nuestro ser.

1 comentario:

MYRIAM JARA dijo...

Comparto la definición del oficio de escritor, me encantará leer esos versos. Gracias